Sociedad civil reacciona ante informe de comisión que investigó JCE

Consideraron que el informe debió contemplar las opiniones de todas las partes afectadas y de las organizaciones que los acompañan.

Santo Domingo, 25 de julio de 2013. El Movimiento por un Registro Civil Libre de Discriminación (MRCLD) reaccionó inconforme ante el informe presentado por la Comisión Especial que investigó las situaciones a lo interno de la Junta Central Electoral (JCE) por abordar incorrectamente el caso de miles de dominicanas de ascendencia haitiana nacidos y registrados en el país llamándoles “Hijos de Extranjeros no Residentes en la República Dominicana”.

“Dicho Informe no cubre plenamente las expectativas generadas en el seno de la sociedad civil dominicana en relación con los derechos civiles y políticos, reconocidos en la Constitución e instrumentos internacionales ratificados por el país de los afectados/as”, citó el movimiento.

Consideraron que el informe debió contemplar las opiniones de todas las partes involucradas en el proceso, las partes afectadas y de las organizaciones que los acompañan, lo que permitiría enriquecer el documento; al tiempo de manifestar que los congresistas tienen el deber de escucharlos dado el derecho que les asiste.

Como parte de sus observaciones al informe destacaron que casi la totalidad del punto primero del referido documento parece circunscribirse a la situación de los 22,673 afectados/as y que resolviendo estos casos de manera particular se subsana el problema, cuando la realidad es más profunda y amplia. Además de que el mismo informe contiene contradicciones.

Consideraron que el abordaje y objetivo de la investigación fue incorrecta al concluir que este caso se trata de “Hijos de Extranjeros no Residentes en la República Dominicana”, y no llamarlo la suspensión indefinida de entrega de actas de nacimiento y documentos de identidad a miles de dominicanos/as de ascendencia haitiana nacidos en el país y registrados en el registro civil de forma administrativa, arbitraria y retroactiva, y la negación de inscripción de recién nacidos hijos/as de padres documentados.

Indicaron que sus consideraciones responden a la preocupación compartida con la Comisión de Investigación, de mejorar la imagen de la JCE, y sobre todo, el servicio que este órgano fundamental para la democracia debe brindar a los/as ciudadanos/as de este país sin importar su origen.

Por último, confían en la posibilidad de tender puentes y alcanzar acuerdos para seguir profundizando tan importante diálogo con miras a encontrar soluciones más beneficiosas para el fortalecimiento del Estado de Derecho en la República Dominicana.

 

25 julio 2013 |

Los comentarios están cerrados.