Reconoci.do hace un llamado a la convivencia pacífica entre ambas naciones; reitera incumplimiento de la Ley 169-14

Integrantes del Movimiento Reconocido

Santo Domingo, 4 de marzo del 2015. El Movimiento Reconocido manifestó hoy en rueda de prensa su preocupación por las expresiones y acciones de odio escenificados tanto en República Dominicana como en Haití en las últimas semanas.

Rosa Iris Diendomi vocera del movimiento Reconocido dijo que es preocupante ver como un pequeño grupo enquistado en la esfera del poder promueven dichas acciones con el silencio cómplice del gobierno. Logrando de esta manera, suscitar conflictos entre los dos pueblos, y así, distraer la atención de los graves y verdaderos problemas que afectan a los dos países.

“Lamentamos las reacciones extremistas que en este contexto, en lugar de proponer abrir puentes de entendimiento, solicitan la ruptura de las relaciones que existen entre ambas naciones que comparten la isla”, manifestó Diendomi.

El movimiento hace un llamado a las autoridades a esclarecer las circunstancias en que fue asesinado Jean Claude Harry un ciudadano haitiano encontrado ahorcado en el parque Ercilia Pepín de la ciudad de Santiago de los Caballeros. “Es muy importante que este hecho tenga una respuesta satisfactoria y confiable de la justicia, pues hasta el momento sigue tomando fuerza la hipótesis de que consistió en un crimen de odio”. Expresó la vocera.

Apuntaron que Reconocido se han caracterizado por ser  un movimiento de carácter cívico-pacífico, por lo que rechaza enérgicamente las acciones desordenadas y de intento de embestida al consulado dominicano en Haití, hecho que sin duda alguna lastima profundamente a los dominicanos y dominicanas.

“Pedimos a las autoridades y al gobierno mantener la serenidad sin dejarse provocar, pues es evidente que grupos de poder de ambas naciones apuestan a que haya un conflicto entre el pueblo dominicano y el haitiano, cosa que no puede ni debe ocurrir bajo ninguna circunstancia”, dijo Reconocido.

Dicen que el gobierno dominicano debe definir mejor una vocería respecto al tema, ya que muchas personalidades del tren gubernamental tocan notas disonantes, y dan la impresión de querer sustituir las posiciones oficiales del Gobierno frente esta situación.

Por otro lado, recordaron la problemática por la que atraviesan dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana, que sigue sin solucionarse. Entienden que la Ley 169-14 llamada a resolver dicha situación los ha dejado en una condición de indefinición que las autoridades no terminan de aclarar.

“Reiteramos nuestro desacuerdo con que a las personas nacidas en territorio dominicano y que no hayan sido registradas en el registro civil del país se les de un trato como extranjeros. Sometiéndolos a un proceso difícil para poder adquirir la nacionalidad, con ninguna garantía de que aquello será efectivo”. Destacó el movimiento.

Califican como un profundo fracaso lo dispuesto en la Ley 169-14 para el grupo B, pues de un universo de 50 mil personas  que el gobierno estimaba podrían acceder al plan de naturalización, apenas 7,855 pudieron hacer la solicitud de acogerse a dicho proceso.

Diendomi destacó además que la falta de la documentación de los dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana es un problema dominicano, y el país no puede vivir de espalda a él. Por último, Reconocido hace un llamado a las autoridades dominicanas a tener cuidado de no repatriar a nacionales dominicanos en base al color de su piel. “Reconocemos el derecho soberano que tiene cada país de establecer y aplicar sus leyes migratorias, pero estas nunca deben estar por encima de los derechos humanos. Por eso exigimos un protocolo público y claro que respete y garantice los  derechos de las personas en dicha situación”. Concluyó  el movimiento.

4 Marzo 2015 |

Los comentarios están cerrados.