Palabras de jóvenes afectados al final de la caminata

Llegando al Palacio Nacional

Estimados amigos y amigas presentes,

Buenos días,

Nosotros y nosotras, jóvenes dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana, organizados en el Movimiento Reconocido, estamos aquí para informales que hoy culminamos la peregrinación: “Camino y levanto la voz por los derechos”.

Caminamos desde la Catedral de San Pedro de Macorís, saliendo ayer jueves, hasta llegar aquí, el Palacio Nacional de nuestro país, el mismo que nos vio nacer, el mismo país donde fuimos presentados, reconocidos como dominicanos y dotados de los documentos que lo certifican.

Venimos aquí al Palacio a denunciar ante el Poder Ejecutivo que designa al Presidente de la JCE,  que esta institución ha violado la Constitución y las leyes. Venimos a decirle al presidente Danilo Medina que en su rol de Jefe de Estado debe intervenir en nuestro favor y pronunciarse públicamente y por primera vez sobre este abuso que se comete contra nosotros y nosotras.

Presidente Medina, la Junta Central Electoral es representante del pueblo dominicano, pero se comporta como un organismo sin ningún control, tomándose atribuciones que no les corresponden por encima de la ley y Constitución, y desacatando sentencias de tribunales. La JCE debe retomar el camino de la legalidad y esperamos de su parte, Presidente Medina, un pronunciamiento al respecto.

Presidente, le exponemos nuestra preocupación sobre la iniciativa legislativa presentada por el Magistrado Aquino el pasado 4 de Abril a la Comisión de Desarrollo Humano de la Cámara de Diputados. Esa iniciativa  tiene el mismo objetivo que la medida adoptada por la JCE el pasado 21 de febrero de 2013: registrar unilateralmente 22,673 casos en el libro de extranjería; lo cual confirma la intención de arrebatarnos nuestra nacionalidad dominicana. El resultado en la aplicación de esta iniciativa legislativa es el mismo que la R12: suspender unilateralmente la entrega de duplicados de nuestros documentos de identidad bajo una aparente legalidad.

Llamamos la atención sobre la actitud del Estado dominicano en Washington el pasado mes de marzo, durante  la audiencia temática de desnacionalización. El Estado no envió a ningún representante de la JCE, sino que se manifestó mediante el Embajador dominicano, quien leyó un documento donde nos llamaba extranjeros ilegales, atreviéndose a pedir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que no volvieran a citar al Estado a este tipo de audiencia; cuando precisamente la Comisión le señaló que nuestra situación ha empeorado.

Presidente Medina, nuestras peticiones son muy concretas:

1. La restitución de nuestros derechos civiles, empezando por la eliminación de la Resolución 12-07, la devolución inmediata de nuestras Actas de Nacimiento y Cédulas de Identidad y Electoral retenidas por la Junta Central Electoral.

2. El cese de los acosos de la Dirección General de Migración. Aunque tengamos que decirlo mil veces, la DGM debe entender que no somos extranjeros haitianos, que tenemos nuestros documentos que prueban nuestra identidad y nacionalidad, pero la JCE se niega a devolverlos. No aceptaremos que saquen nuestros expedientes del Registro Civil unilateralmente ni que nos registren en el Libro de Extranjería.

3. Solicitamos al Presidente que apoye la iniciativa del Congreso de la rendición de cuentas del Presidente de la JCE sobre la aplicación de la medida administrativa (R12) que NO está por encima de la ley y Constitución.

4. Solicitamos al Presidente Danilo Medina adoptar las medidas correspondientes a las acciones arbitrarias e ilegales de la JCE y su Presidente, en nuestra contra, los dominicanos de padres  haitianos.

5. Exigimos un reconocimiento público por parte de la JCE de los daños y perjuicios que esta política abusiva nos ha causado, y la sanción a los responsables conforme a la ley.

Agradecemos a todas las personas e instituciones que de forma desinteresada nos acompañaron desde nuestra salida de San Pedro de Macorís hasta aquí. La calidez y apoyo que recibimos en nuestro camino nos da las fuerzas necesarias para continuar la lucha.

Dominicano, dominicana, levanta tu voz para decir: ¡JCE, devuélvenos  nuestros documentos!

Muchas gracias a todos y todas por su atención.

15 abril 2013 |

Los comentarios están cerrados.