MERCADOS FRONTERIZOS SON MOTOR ECONÓMICO PARA MÁS DE 31,738 HOGARES POBRES EN LA FRONTERA

Santo Domingo, 1 de julio de 2017. En el análisis de coyuntura celebrado este sábado en el Centro Bonó, se abordó el tema de las relaciones comerciales entre Haití y República Dominicana a través de los mercados fronterizos, que se han convertido en el motor económico para más de 211,160 habitantes y miles de familias en todo el país, contrarrestando la falta de inversión pública en las provincias de Dajabón, Elías Piña, Jimaní y Pedernales.

Estas provincias, que están sufriendo una falta de protección por parte del Gobierno de República Dominicana, ven salvada su situación gracias a los mercados fronterizos binacionales y en general a través del comercio con Haití que se ha convertido en un instrumento que contribuye a reactivar la producción. El mercado de Haití y en especial los mercados fronterizos representan un importante destino para los productores dominicanos y los habitantes de la frontera. Las relaciones de intercambio comercial en los mercados binacionales y fronterizos con Haití son un factor que de manera significativa permite la reducción del nivel de desempleo en los municipios y provincias fronterizas dominicanas y en las comunas fronterizas haitianas. Según Sócrates Méndez, Coordinador de los Comerciantes de la Provincia Independencia, “las relaciones comerciales binacionales son las que están dando sentido al mercado laboral local”.

Como se observó durante el análisis de coyuntura, el clima de inestabilidad y la desregulación de los principales puertos comerciales terrestres de República Dominicana en sus relaciones con Haití, se producen por no tener establecidas unas medidas tendentes a asegurar su buen funcionamiento. La falta de reglas claras, espacios de diálogo entre los gobiernos de ambos países, un estamento regulador en el orden jurídico, fiscal, en el sistema de transporte, en las relaciones de compraventa y en la logística de los mercados, son factores que se traducen en elementos que distorsionan la funcionalidad y desarrollo de los mismos.

Por este motivo, una de las conclusiones desprendidas del acto y en la que coincidieron todos los asistentes es la necesidad urgente de abrir un espacio de dialogo binacional que rompa la “veda” creada en el intercambio comercial, en el que se incorporen al mismo a los agentes comerciales y del transporte local que operan en la frontera y se busquen soluciones conjuntas a las diferentes problemáticas que afectan al buen funcionamiento de unos mercados que son de vital importancia para todo el país.

2 julio 2017 |

Cientos de dirigentes sociales se concentrarán frente al Ministerio de Salud

Santo Domingo, D.N. 26 junio 2017. Cientos de representantes de las 34 organizaciones sociales que conforman la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA) realizarán una parada cívica este miércoles 28 de junio al Ministerio de Salud para reclamar un cambio de política en el sector sanitario que incluya un adecuado presupuesto y mejor inversión, mejor planificación y uso de los recursos, mejoría sustancial de los servicios de prevención y atención en los hospitales y la terminación urgente de aquellos centros en proceso de reconstrucción desde hace tres años y medio.

La crisis del sistema de salud ha llegado a niveles alarmantes e insoportables frente a lo cual se impone un cambio de rumbo. La demanda de servicios que necesita la población ha desbordado la capacidad financiera y administrativa de los hospitales públicos, donde faltan medicamentos, laboratorios, equipos y otros insumos indispensables. El primer nivel de atención como puerta de entrada al sistema de salud no termina de ponerse en marcha de un modo eficiente. La rectoría de la política de salud y la ausencia de un plan decenal en el sector son, entre otros, temas inquietan a la sociedad, pues no hay claridad hacia qué rumbos se dirige la estrategia sanitaria del país.

Frente a esa situación las organizaciones agrupadas en la ADESA reclaman que la búsqueda de soluciones a la crisis de salud se convierta en una prioridad tanto para el Estado como para la población dominicana.

La visita de este miércoles a la sede del Ministerio de salud será una expresión de clamor público por el derecho a la salud, servirá para entregar a la máxima autoridad del sector un documento con las demandas y propuestas que han dado origen a la ADESA. Esa será la primera de una serie de acciones a fin de llamar la atención sobre la urgente necesidad de cambiar el modelo de salud.

La privatización creciente de los servicios de la salud y la creación del Seguro Nacional de Salud (SENASA) y del Servicio Nacional de Salud no han resuelto el problema de fondo de la salud pública como derecho social. Para amplios sectores de base de la sociedad esto ha sido un fiasco, un engaño más a millones de personas de escasos recursos, que ahora tienen un carnet de afiliación pero menos acceso a los servicios a que por derecho les corresponden, según el artículo No. 61 de la Constitución de la República. Todo el mundo sabe que la cápita que el Estado aporta al seguro subsidiado de SENASA es una suma irrisoria y que la población se ve obligada a un gasto de bolsillo de más de 27 mil millones de pesos.

A 16 años de la referida reforma, más de siete millones de dominicanos y dominicanas están obligadas a recurrir a los hospitales públicos cuando se enferman, ya sea por carecer de un seguro médico o porque el que tienen es el subsidiado del SENASA, que no aceptan muchas clínicas ni médicos especialistas del sector privado. Quiere decir que el 70% de la población sufre en carne propia la crisis del sistema de salud que es peor que en el año 2001.

El otro 30% de la población, que dispone de un seguro contributivo cubierto por la clase trabajadora y sus patronos también es víctima de muchos engaños, que van desde el denominado copago hasta los altos precios de los medicamentos. El copago es ilegal y abusivo y no existe un ente rector que asuma con responsabilidad frenar este mecanismo de gasto de bolsillo que se le impone a los hogares.

En definitiva, son muchos los problemas del sector salud por cuyas soluciones estamos en el deber de luchar.

ADESA hace un llamado a la población y a sus organizaciones a respaldar la manifestación de este miércoles, a la diez de la mañana, frente al ministerio de Salud.

En la actividad estarán presentes delegaciones de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA), de la Unión de Trabajadores Cañeros, la Articulación Nacional Campesina, Foro Ciudadano, el Centro Bono, el Instituto Nacional de Salud (INSALUD), el Centro para la Educación y el Desarrollo (CEDUCA), Fundación Solidaridad, el Bloque de Organizaciones del Sur, la Asociación Nacional de Enfermería (ASONAEN), del Movimiento Campesino Dominicano (MCD) , EL Movimiento de Mujeres Dominio-haitianas MUDHA, el Movimiento Reconocido, la Acción de Organizaciones Comunitarias por el Progreso (ACOPRO), la Articulación de Organizaciones Juveniles, entre otras entidades.

26 junio 2017 |