Consultoría para Monitoreo y Evaluación (MEL) de Proyectos

  • Empleador: Centro Bonó
  • Fecha límite para presentar aplicaciones: 28/04/2017
  • Contrato: A tiempo parcial, por resultados de productos.
  • Ubicación: Santo Domingo
  • El puesto responderá a: La Dirección Ejecutiva del Centro
DESCRIPCIÓN DE  LA CONTRATACIÓN
El  consultor de monitoreo, evaluación y aprendizaje (MEL por sus siglas en inglés) apoyará los proyectos que ejecuta el Centro Bonó en República Dominicana y en Haití con un enfoque de derechos humanos. El Oficial de MEL fortalecerá las capacidades de monitoreo, del Centro Bonó y de las organizaciones con las cuales está trabajando, desde un enfoque binacional y de derechos humanos. 

El propósito de la contratación es  “Monitorear el estatus y el desarrollo de los derechos humanos en República Dominicana y Haití enfocados en la población migrante y los dominicanos de ascendencia haitiana”.

 

La Red de Centros Sociales de la Compañía de Jesús mantiene un monitoreo constante de las violaciones de derechos humanos, haciendo operativos de vigilancia en el mercado fronterizo, puntos de chequeos militares y otros puntos claves de la provincia. Como resultado de dicho trabajo, la oficina es un referente de información real y válida de lo que sucede en la frontera dominico-haitiana en materia de derechos humanos.

 

La Red cuenta con un Sistema de Seguimiento y Monitoreo a través de reuniones periódicas con el personal encargado de la implementación del proyecto para medir el avance de los resultados y el cumplimiento de los cronogramas, indicadores y resultados, un seguimiento económico mensual a la ejecución del proyecto, y procesos de monitoreo semestrales a nivel institucional.

 

INFORMACIÓN GENERAL INSTITUCIONAL
En la actualidad, República Dominicana ha experimentado en materia migratoria una serie de cambios institucionales, comerciales y demográficos que la han vuelto más compleja: los movimientos migratorios se han intensificado, el flujo de comercio formal que cruza por la frontera terrestre se ha cuadruplicado, y los mercados fronterizos han mantenido un dinamismo constante y creciente. Del lado dominicano, en los últimos 8 años se han reforzado los esquemas de control militar con el establecimiento de un cuerpo especial de seguridad fronteriza, CESFRONT; se han establecidos nuevos puestos de control aduanero y nuevos distritos municipales. 

En los últimos años, las relaciones dominico-haitianas han estado marcadas por el conflicto que suscita el manejo de la política migratoria de la RD, la cual pretende frenar los flujos de migrantes haitianos y establecer nuevos controles en la regularización que limitarán que nacionales haitianos puedan residir irregularmente en la RD. La animosidad conflictiva entre los dos países se ha acentuado porque en el marco de esta política el Estado Dominicano ha pretendido desconocer el derecho a la nacionalidad de decena de miles de dominicanos de ascendencia haitiana, lo que ha generado crispaciones en ambas sociedades.

 

Los abusos cometidos en contra de los migrantes haitianos se dan en diversas situaciones, como son  la falta de contratos a los trabajadores, la inseguridad y el temor que sienten ante la posibilidad de arresto y/o deportación, así como la falta de acceso a empleos mejor remunerados. Para el manejo del conflicto migratorio la RD adoptó un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, el cual previo la deportación hacia Haití de los inmigrantes haitianos que no logren regularizar su estatus migratorio, a partir del 17 de junio de 2015. Para superar el conflicto de la desnacionalización de dominicanos hijos de padre y madre haitiano, ante las fuertes presiones nacionales e internacionales el Estado dominicano adoptó la Ley 169-14 que establecía mecanismos para restituir el derecho a la nacionalidad y a la documentación civil de los afectados por trabas administrativas que les impiden la obtención de sus registros civiles.

 

Este es el contexto en que se desarrollara la consultoría, marcado por las constante deportaciones que está realizando la República Dominicana, acogiéndose al marco legal de la Ley de Migración y el decreto del Plan Nacional de Regularización, lo cual genera una nueva forma de manejo de los controles fronterizos, una mayor militarización de las fronteras y otras formas de respuestas del gobierno haitiano.Se trabaja con organizaciones de migrantes que se caracterizan por bajo el nivel de organización, que no están legalmente constituidas, sus líderes tienen poco empoderamiento, son frágiles a nivel institucional, además no cuentan con habilidades para la negociación y el cabildeo, y no se observa enfoque de género como parte de sus prioridades.

 

RESPONSABILIDADES DEL PUESTO
El consultor tiene la responsabilidad de mantener una evaluación continua del desarrollo del proyecto, informando a los distintos responsables y equipos de los principales aspectos a corregir. El monitoreo y la evaluación de estos proyectos incluyen visitas regulares, reuniones de coordinación mensual, autoevaluación, planes de monitoreo, indicadores básicos generales definidos, marcos lógicos, e informe periódico del avance de los proyectos. 

Definir los TdR y la realización de las distintas evaluaciones externas contempladas en los proyectos.

 

Hacer evaluaciones de los cursos ofrecidos a la población, sondeos periódicos con los principales actores y beneficiarios involucrados en el proyecto, monitoreo de los medios de comunicación (prensa), reportes de casos del observatorio de derechos humanos, etc.

 

Participar en reuniones de equipo, reuniones de los promotores, monitores y organizaciones de migrantes.

 

Se hará un seguimiento continuo, y análisis de la realidad si hubiera cambios significativos para reenfocar las acciones para el logro de los resultados esperados.

 

Establecer estrategia de aprovechamiento de los equipos y herramientas para beneficiar a mayor número de personas.

 

Planificación semanal de las acciones a realizar y distribución de las responsabilidades.

 

Monitoreo y seguimiento del cumplimiento del cronograma de manera periódica.

 

Generar evidencias de calidad del impacto de los proyectos que monitoreará.

 

Asistir en la conducción de evaluaciones.

 

Actualizar el plan de monitoreo y evaluación de los proyectos que estén bajo su responsabilidad.

 

Coordina con las organizaciones que la data se recoja a tiempo.

 

Documentar el progreso de los proyectos.

 

Monitorear el logro del plan de M&E.

 

Llevar a cabo una línea de base que principalmente sirva para verificar alguna de las informaciones de las que parten los proyectos.

 

Identificar herramientas de monitoreo a utilizar en diferentes contexto y diferentes momentos de los distintos proyectos. Dentro de las herramientas que puede utilizar el consultor esta:

1- Fotografías

2- Artículos de periódicos

3- Historias de vida

4- Otras que considere de lugar

 

El  consultor será responsable de la capacitación de los equipos técnicos que las utilizaran, contribuyendo así a reforzar las capacidades de las organizaciones locales participantes de los distintos proyectos.

 

Otras responsabilidades que en relación con el M&E puedan surgir las cuales serán presentados y acordados entre los responsables del proyecto y los financiadores.

 

RELACIONES DEL PUESTO
La Red de Centros Sociales participa en varios espacios de articulación de la sociedad civil y sociedad civil-estado, y está reconocido por parte de las autoridades como actor competente en el tema migratorio y las políticas públicas. Podemos citar el Consejo Económico y Social de los distintos municipios en los que se encuentran sus oficinas, la Red de Protección de Niños/as y Adolescentes, el Directorio Municipal para la Niñez, Mancomunidad de municipios por una alianza binacional medioambiental y un desarrollo local sostenible, Ministerio de Interior y Policía, CONANI, Dirección General de Migración, etc. El consultor que será contratado para este proyecto será parte del equipo de monitoreo y evaluación de los centros sociales. 
EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO
Experiencia en  seguimiento, monitoreo, evaluación de proyectos, elaboración de informes periódicos y finales. 

Experiencia en implementación de estrategias para fortalecer las capacidades de instituciones de la sociedad civil y organizaciones de base.

 

Persona con iniciativa y con capacidad de resolver conflictos.

 

Excelentes habilidades de escritura.Con capacidades de trabajar bajo la presión del cumplimiento de tiempos y metas.

 

Experiencia de trabajo con organizaciones internacionales y comunidad de cooperación internacional.

 

Experiencia en gestión de sistemas, análisis de datos, herramientas de monitoreo ACCESS/SPSS/ EXCELL/KOBO entre otras.

 

Manejo de Ofimática.

 

Manejo de paquete de office.

 

Habilidades para hablar y escribir en español, inglés (al menos intermedio). Francés/creol serán deseables.

 

Interesados enviar su CV  y una carta de interés a la siguiente dirección: centrobono@nullbono.org.do antes de a fecha 30/04/2017.  Solamente estaremos contactando la lista corta de los aplicantes.

11 Abril 2017 |

Constituida la Red Clamor para ratificar el fuerte compromiso con el mejoramiento de la protección de las personas refugiadas, desplazadas y migrantes

El Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) reunió, esta semana, a gran parte de organizaciones de movilidad humana, refugio y trata de personas de la Iglesia Católica de América Latina y el Caribe para, en clave de unidad, conformar la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas (Red CLAMOR), en Santiago de los Caballeros.

La Red Latinoamericana y Caribeña Clamor, en clara referencia al texto bíblico del libro del Éxodo (3, 7-8), tiene como objetivo articular el trabajo pastoral que realizan diversas organizaciones de la Iglesia Católica en América Latina y el Caribe para, desde la misión evangelizadora de una iglesia en salida, acoger, proteger, promover e integrar los migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de tráfico y trata de personas.

En este sentido, Monseñor Gustavo Rodríguez, Arzobispo de Yucatán y Presidente del DEJUSOL, manifestó estar “muy feliz porque el programa de crear la Red CLAMOR era uno de los compromisos para este cuatrienio del DEJUSOL. Ha sido un momento de mucha esperanza y ahora que ha llegado su nacimiento con este encuentro, veo la realización de este sueño, de esta ilusión. Veo el entusiasmo de los participantes que representan a diversos grupos de Iglesia entre misioneros, religiosos, clérigos y laicos que ahora unidos vamos a hacer un mejor trabajo en favor de los migrantes, de los refugiados y de las víctimas de trata. De este modo veo con mucha esperanza y futuro esta pastoral”.

Con este encuentro se consolida lo que en su momento fue una propuesta e inicia un camino en la unidad católica. Por ello, Monseñor Julio César Corniel, Obispo de Puerto Plata, considera que la Red CLAMOR “será una herramienta de apoyo que nos ayude a trazar líneas concretas para el trabajo con los migrantes, unificar criterios, sentirnos apoyados y juntos buscar soluciones a problemas que nos afectan. Sin duda es una gran esperanza”.

El principal reto de CLAMOR estará en ser una Iglesia Samaritana que, movida por la misericordia de Dios Padre manifestada en Jesucristo, sale al encuentro de nuestros hermanos más vulnerables allá donde se encuentren. Los integrantes de la Red Clamor quieren ser un “hospital de campaña” donde los hermanos migrantes, desplazados, refugiados y víctimas de trata encuentren, en palabras del Papa Francisco, acogida y bienvenida, protección y curación de sus heridas, reconocimiento de su dignidad y promoción, e integración e inserción en las comunidades y países a los que llegan.

Cabe señalar que entre las organizaciones participantes estuvieron: Centros Sociales de la Compañía de Jesús en República Dominicana, Red Scalabriniana Internacional de Migración, Servicio Jesuita a Refugiados de América Latina y el Caribe (SJR), Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (Selacc), Secretaría General del Consejo Latinoamericano de Religiosos y Religiosas (CLAR), Red de Solidaridad para Migrantes y Refugiados de Brasil, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de República Dominicana, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Mexicana, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Haitiana, Consejería General de Apostolado de las Hermanas Scalabrinianas,  Hermanos Franciscanos, Instituto Chileno de Migraciones, Fundación un Grito por la Vida, Red “Hacia la Libertad” de la Congregación El Buen Pastor, Congregación de las Religiosas Adoratrices, Congregación de las hermanas de San Juan Evangelista y la Dirección del Proyecto Muchachos y Muchachas con Don Bosco.

5 Abril 2017 |

Centro Bonó exige reglas fiscales transparentes y sanción de la corrupción

 

Santo Domingo, 1 abril 2017.  El Centro Bonó analizó la pertinencia de una ley de responsabilidad fiscal que garantice reglas fiscales claras, transparentes y equitativas, que obliguen al gobierno a manejar de forma más eficiente y sin opacidad los ingresos, el gasto y el endeudamiento público. Roque Féliz, vocero del Bonó, exigió que las autoridades pongan en marcha reglas macro-fiscales que mejoren la calidad, transparencia y desempeño de la administración financiera del Estado y que sancione de manera ejemplar y justa los actos de corrupción política y administrativa.

Las declaraciones fueron ofrecidas en el marco del análisis de coyuntura que el Centro Bonó realiza el primer sábado de cada mes. En esta ocasión, el análisis tuvo como invitado especial a Miguel Collado Di Franco, economista senior del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), el cual disertó sobre la propuesta de ley de responsabilidad fiscal que CREES ha presentado al país junto a la Fundación Institucionalidad y Justicia y un grupo de congresistas.

Collado Di Franco indicó que las finanzas públicas deben razonables, equilibradas y sostenibles, manejadas en base a mandatos claros de transparencia y rendición de cuentas que delimiten el uso que los servidores públicos pueden darle a los recursos bajo su administración, y hacerse responsable por ello.

Roque Féliz señaló, que en la presente coyuntura que vive el país, marcada por las denuncias de soborno de Odebrecht y por la falta de claridad y transparencia en la inversión de las plantas eléctricas de Punta Catalina, la población ha perdido la confianza en los responsables de la administración de las finanzas públicas, y para recuperar su dignidad ciudadana exige una persecución efectiva al Ministerio Público y una sanción ejemplar y justa a los Tribunales de Justicia.

“En este contexto, hablar de responsabilidad fiscal nos obliga, no solo a exigir reglas fiscales claras para concertar topes en déficit fiscal, o metas en el incremento del gasto corriente y en el nivel de endeudamiento público, sino que además debemos convenir compromisos firmes para sancionar la corrupción, invertir el fardo de la prueba en los casos de enriquecimiento ilícito y del lavado de activos, y hacer más eficiente y sostenida la reformas institucionales que el país necesita para mejorar la coherencia entre los planes plurianuales, las metas de desarrollo inclusivo, y la programación y ejecución del presupuesto nacional”  indicó el vocero del Bonó.

En la actividad participaron decenas de organizaciones de base comunitaria, líderes de base y activistas de los movimientos sociales que promueven los derechos humanos, económicos y sociales, y de los movimientos cívicos que luchan por la transparencia y por el fin de la corrupción y la impunidad.

1 Abril 2017 |