Migrantes venezolanos piden al gobierno dominicano alternativas viables para regularizarse

Este lunes un grupo de migrantes que conforman el voluntariado de la diáspora venezolana en la República Dominicana, hicieron un llamado al Gobierno dominicano, para evaluar alternativas viables, realistas y solidarias para los venezolanos en situación migratoria irregular, que deseen establecerse de manera formal en el país.

Durante la lectura de una “Carta Abierta” expresaron su agradecimiento a la sociedad dominicana por el amable y solidario recibimiento que les han dado: “La mayor parte de los venezolanos que hemos llegado al país, venimos con deseo de aportar al desarrollo de esta hermosa tierra. Cuenten con nuestro compromiso de ser una comunidad creativa, emprendedora y que lucha con ustedes día a día para que la República Dominicana sea un mejor país” cita el texto.

Durante la lectura del comunicado explican que esta migración proviene de la mayor crisis económica, política y social que ha vivido su país; “hemos salido de Venezuela en masas sin ser un país con historial y cultura migratoria; la crisis alimentaria y los altos niveles de escasez de alimentos que superan el 80%, la crisis de salud donde 8 de cada 10 medicinas no se encuentran en el mercado, incidiendo en el aumento de la mortalidad infantil en 30% y materna en 69%, una inflación oficial del 700% y un salario mínimo que apenas representa el 20% de la Canasta Básica.

“La ingobernabilidad en Venezuela afecta las condiciones normales de evolución de la vida y el desarrollo de nosotros como ciudadanos”, destaca la misiva pública. Según cifras del Banco Mundial, alrededor de 19 mil venezolanos han elegido a la República Dominicana como destino para refugiarse de la devastadora crisis que afecta Venezuela; por los fuertes lazos históricos y culturales que los hermanan. Familias dominicanas también han solicitado apoyo al gobierno para retornar voluntariamente y otorgar la ciudadanía dominicana a sus familiares nacidos en Venezuela.

“Todas las condiciones políticas, económicas y sociales de nuestro país nos convierten en ciudadanos calificados para el estatus de ‘refugio’, según lo establece el Estatuto de la Convención de Ginebra sobre refugiados. Queremos exponer nuestro firme deseo de regularizar nuestra situación migratoria, y muy respetuosamente extendemos un llamado al estado dominicano para evaluar alternativas viables, realistas y solidarias para los venezolanos en situación migratoria irregular, que deseen establecerse de manera formal en el país”, agrega el texto.

Resaltaron que otros Estados de la región ya han implementado mecanismos de regularización por razones humanitarias incluyendo iniciativas como el Permiso Temporal de Permanencia. “Nuestra condición de refugiado, exiliado o migración voluntaria no es más que la aspiración legítima de una vida en armonía, progreso y convivencia pacífica. Como Diáspora Venezolana en proceso de conformación, deseamos complementar el trabajo que ya realizan otras organizaciones pioneras en el país en el esfuerzo de convocar y organizar a los paisanos en la República Dominicana. La razón de ser de la Diáspora Venezolana es acompañar a la población migrante en su proceso de adaptación, reconocimiento y plena integración a la sociedad dominicana”, señala la misiva.

AQUÍ EL TEXTO ÍNTEGRO DE LA CARTA:

CARTA ABIERTA A LA REPUBLICA DOMINICANA

Nosotros, ciudadanos migrantes que conformamos la diáspora venezolana en la República Dominicana, nos dirigimos respetuosamente a las instituciones del Estado, organizaciones multilaterales y no gubernamentales que defienden los derechos humanos, a la opinión pública en general y en especial a nuestros hermanos dominicanos; con el propósito de sensibilizar sobre nuestra situación como extranjeros en la patria de Duarte, Sánchez y Mella.

Ante todo agradecemos a la sociedad dominicana su amable y solidario recibimiento. Queremos expresar que hemos llegado a este país con deseo de aportar al desarrollo económico y social de esta hermosa tierra.

Considerando que nuestra migración es consecuencia de la mayor crisis económica, política y social en la historia contemporánea de Venezuela; hemos decidido por primera vez optar por la migración y buscar nuevos horizontes para huir de las calamidades que nos azotan.

  1. Inseguridad: En la actualidad 92 de cada 100 mil habitantes fallecen en manos del hampa. Según cifras del Observatorio Venezolano de Violencia, en los últimos 18 años han ocurrido más de 270 mil homicidios. Entre el ranking de las 10 ciudades más peligrosas de América, cuatro están en Venezuela, según el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal.
  2. Crisis Alimentaria: los niveles de escasez de alimentos superan el 80%, el 25% de la población infantil sufre desnutrición aguda y el 28% está en riesgo de padecerla, según la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas.
  3. Crisis de Salud: La Federación Farmacéutica Venezolana ha informado que 8 de cada 10 medicinas no se encuentran en el mercado, incidiendo en el aumento de la mortalidad infantil en 30% y materna en 69%.
  4. Crisis Económica: enfrentando una inflación oficial del 700% y un salario mínimo que apenas representa el 20% de la Canasta Básica.
  5. Conflicto Político: Existen evidentes violaciones a los derechos humanos más elementales, persecución política, detenciones y allanamientos a residencias familiares sin orden judicial, desacatos de liberación por orden judicial y civiles juzgados en tribunales militares. Amnistía Internacional (2017) concluye: “…el uso abusivo y arbitrario del derecho penal como mecanismo para detener y procesar personas que tienen opiniones críticas a las políticas adoptadas por el gobierno venezolano”.

La ingobernabilidad afecta las condiciones normales de evolución de la vida y el desarrollo del país. Según cifras del Banco Mundial, alrededor de 19 mil venezolanos han elegido a la República Dominicana como destino, por los fuertes lazos históricos y culturales que nos hermanan. Familias dominicanas han solicitado apoyo al gobierno para retornar voluntariamente y otorgar la ciudadanía a sus familiares nacidos en Venezuela.

Todas las condiciones políticas, económicas y sociales antes expuestas nos convierten en ciudadanos calificados para el estatus de “refugio”, según lo establece el Estatuto de la Convención de Ginebra sobre refugiados. Queremos exponer nuestro firme deseo de regularizar nuestra situación migratoria, y muy respetuosamente extendemos un llamado al estado dominicano para evaluar alternativas viables, realistas y solidarias para la inmensa cantidad de venezolanos en situación migratoria irregular, que deseen establecerse de manera formal en el país, y que otros Estados de la región ya han implementado por razones humanitarias, incluyendo iniciativas como el Permiso Temporal de Permanencia y/o la “ventanilla única” que permita hacer los trámites de visado y residencia en República Dominicana, sin necesidad de ir a Venezuela.

Nuestra condición de refugiado, exiliado o migración voluntaria no es más que la aspiración legítima de una vida en armonía, progreso y convivencia pacífica.

Como Diáspora Venezolana en proceso de conformación, deseamos complementar el trabajo que ya realizan otras organizaciones pioneras en el país en el esfuerzo de convocar y organizar a los paisanos en la República Dominicana. La razón de ser de la Diáspora Venezolana es acompañar a la población migrante en su proceso de adaptación, reconocimiento y plena integración a la sociedad dominicana.

Finalmente, nos comprometemos a ser una comunidad creativa y emprendedora que luche de la mano con el pueblo para que la República Dominicana sea un mejor país.

Muchas gracias.

8 Agosto 2017 |

Los comentarios están cerrados.