México-EEUU: La dramática experiencia de migrantes mexicanos y centroamericanos, revelan los Jesuitas

El Servicio Jesuita opta por el respeto de los derechos de migrantes mexicanos y centroamericanos

Compartimos con ustedes la nota de prensa difundida por el Servicio Jesuita a Refugiados para Latinoamérica y el Caribe (SJR LAC).

“Reducir la separación de las familias durante los procesos de deportación, limitar la violencia contra los migrantes en México y Centroamérica, frenar los abusos cometidos por las autoridades fronterizas estadounidenses y la policía local mexicana, y reunificar las familias con diferentes estatutos migratorios”: son las cuatro (4) principales recomendaciones que hacen los Jesuitas mexicanos y estadounidenses en un informe  publicado el 13 de febrero de 2013.

El informe titulado “Documented Failures: the Consequences of Immigration Policy on the U.S.-Mexico Border” documenta un gran espectro de abusos físicos y verbales que sufren los migrantes mexicanos y centroamericanos a manos de la policía mexicana y las autoridades estadounidenses de la US Customs and Border Protection (CPB).

El estudio narra también con lujo de detalles los ataques de los traficantes, los ladrones y otros grupos criminales contra los migrantes durante el viaje y a lo largo de la frontera mexicano-norteamericana.

El documento relata las dramáticas historias de los migrantes que fueron separados de sus familiares y de los que fueron víctimas de agresiones sexuales o que fueron abandonados en el desierto y a quienes, sin embargo, las autoridades fronterizas norteamericanas negaron la asistencia médica.

Financiado por la organización Catholic Relief Services (CRS), el estudio fue realizado para tres instituciones jesuitas mexicano-estadounidenses: Iniciativa Kino para la Frontera, Servicio Jesuita a Refugiados USA y Conferencia Jesuita de los Estados Unidos.

Se centra en las experiencias de mujeres, hombres y niños, todos migrantes, que fueron repatriados de los Estados Unidos hacia las ciudades mexicanas ubicadas a lo largo de la frontera norte, principalmente en Nogales, Arizona, Sonora.

Además de la introducción y una sección dedicada exclusivamente a las recomendaciones, el texto plantea los cinco (5) siguientes problemas a los que se enfrentan los migrantes mexicanos y centroamericanos durante el proceso de su migración y, luego, su aprehensión por las autoridades, su detención y deportación:

  1. La separación de los migrantes de sus familiares que viajaron con ellos,
  2. O que fueron deportados porque no tienen los documentos migratorios requeridos para poder permanecer en el país junto con sus hijos y/o su pareja,
  3. La violencia como una seria amenaza contra la seguridad física de los migrantes durante sus viajes y al cruzar la frontera,
  4. Los abusos cometidos tanto por las autoridades fronterizas y otras autoridades migratorias norteamericanas,
  5. Como por la policía local de México.

Servicio Jesuita a Refugiados para Latinoamérica y el Caribe (SJR LAC)

19 febrero 2013 |

Los comentarios están cerrados.