Expertos remarcan la fragilidad del comercio entre la República Dominicana y Haití

El sociólogo Guy Alexander y el economista Pavel Isa

Compartimos el artículo escrito por la periodista Natalia Mármol y publicada por 7dias.com.do

La decisión de las autoridades haitianas  de prohibir la entrada de productos avícolas dominicanos, ha puesto en evidencia la fragilidad y falta de institucionalidad del comercio binacional entre República Dominicana y Haití.

Así lo consideraron diversos expertos en la materia que participaron en el conversatorio “Análisis de las relaciones binacionales, perspectivas políticas y económicas”.  Para Pavel Isa, “la idea del comercio binacional es un eufemismo”, y asegura que lo que existe son exportaciones de la República Dominicana hacia Haití.

El encuentro se convocó principalmente por la tensa coyuntura que, según el padre Mario Serrano, demanda hacer una pausa para analizar de manera profunda y contextualizada la situación y no abordarla como un tema aislado, apelando al sensacionalismo e hiriendo sensibilidades.

Actualmente el país exporta alrededor de 1,500 millones de dólares hacia Haití, de los cuales solo 72 millones corresponden a los pollos y huevos. Mientras que Haití exporta un 1% de esa cifra, es decir menos de 20,000 millones.

Esto provoca que los mecanismos del ordenamiento jurídico y operativo del comercio binacional sean débiles y por tanto incapaces de proteger los intereses de ambos países. El fortalecimiento de la institucionalidad de este comercio “solo puede ocurrir cuando hay dos participando y en este momento solo tenemos uno”, afirmó Isa.

Un ejemplo de cómo afecta esta relación desigual al mismo mercado dominicana lo señala Isa al referirse a la ausencia de “mecanismos de retaliación cuando hay decisiones de Haití que puedan considerarse injustas”. “¿Qué vamos nosotros a bloquear de Haití si no exporta a nuestro país?”, se pregunta el economista.

Juzga por tanto prioritario que el Estado empiece a aplicar “la propia ley, las propias regulaciones comerciales, como el arancel de aduanas a las importaciones que vienen de Haití y no sencillamente bloquearlas a través de mecanismos informales y espurios”.

En el conversatorio participó además el exembajador de Haití en República Dominicana, Guy Alexander, quien ofreció una mirada histórica del comercio dominico-haitiano.

El diplomático explicó que el conflicto surge en el marco de un modelo de comercio y relacionamiento binacional que se arrastra desde la época del exdictador Rafael Leonidas Trujillo.

Reiteró que desde hace varios años se hacen esfuerzos por cambiar de modelo pero considera necesario que las intenciones se plasmen en disposiciones concretas desde todas las esferas que participan de esta dinámica: “las relaciones entre dos países no se reducen al nivel de las prácticas diplomáticas”.

Sobre el tema coyuntural, Alexander valoró como acertado que las autoridades de ambos países lleven los esfuerzos para superar este conflicto “con calma”, como lo han venido haciendo.

“Este modelo se originó desde una postura de arrogancia de las autoridades y capa de dirigentes dominicanos, con una especie de ambición por buscar en las relaciones con Haití beneficios unilaterales”, argumentó.

26 junio 2013 |

Los comentarios están cerrados.