EL CENTRO BONO LLAMA A CAMBIAR LA ORIENTACIÓN DE LAS POLITICAS PÚBLICAS

Santo Domingo, D.N. 4 de marzo 2017.  La Red de Centros Sociales de la Compañía de Jesús en la República Dominicana dedicó en análisis de coyuntura del Centro Bonó a reflexionar en torno al pensamiento social del Papa Francisco, identificando lecciones y desafíos relevantes para el momento presente que vive el país.

En este momento, la sociedad dominicana vive y confronta situaciones difíciles en el ámbito social, económico, medioambiental y político. La pobreza y la desigualdad estructural que sufren amplios segmentos de la población ponen de manifiesto la ineficacia del crecimiento económico, del que tanto se ufana el gobierno, lo que provoca indignación social creciente e irritante. Es por eso que han aumentado las demandas de la sociedad de mejoras de calidad en sus medios de vida, en la calidad de la educación, la salud y las viviendas, de mejores oportunidades de empleo y salarios dignos.

Los conflictos medios ambientales se han incrementado por la manera en que se gestionan los recursos mineros y las explotaciones agropecuarias en zonas protegidas, así como la flexibilidad ambiental con la que se gestionan algunos polos de turismos e industriales, mientras se imponen rigideces ambientales a grupos vulnerables que viven en situaciones de subsistencia y que requieren respuestas sostenibles, inclusivas e integrales.

A esta crisis estructural en los ámbitos económicos, sociales y ambientales se suma una crisis institucional que afecta al desempeño de la justicia, de los poderes públicos y de la administración pública en general, afectando las posibilidades de gobernabilidad y gobernanza democrática en el país.

En este contexto, adquiere gran relevancia el pensamiento social del Papa Francisco. Sus reflexiones, sus exhortaciones sociales, su manera apostólica de interrelacionar la fe y la política, lo personal y lo público, nos aportan orientaciones eclesiales y sociales que nos ayudan a responder con justicia y solidaridad a los desafíos de transformación social del país.

Es por eso que hoy, en el análisis de coyuntura reflexionamos la problemática medioambiental que vive el país a la luz de la encíclica Laudato Sí, y reafirmamos con el Papa Francisco que estamos compelidos a cuidar la Casa Común asumiendo compromisos firmes para cuidar el medio ambiente y gestionarlo sosteniblemente al servicio del bien común, de la justicia y la solidaridad social.

Asimismo, inspirados en las reflexiones y denuncias que hace el Papa sobre los daños que provocan la corrupción y la impunidad, la falta de justicia y equidad, y la manipulación política de los derechos de la población, demandamos transformaciones sustantivas en la gestión de las finanzas públicas, exigimos transparencia y persecución efectiva de todos los actos de corrupción, soborno y enriquecimiento ilícito, perpetrados por los funcionarios de todos los gobiernos que han dirigido el país en las últimas décadas.

Finalmente, apelamos a todos los dominicanos y dominicanas de buena voluntad a participar activamente en la construcción de una sociedad inclusiva, un estado social y democrático de derechos en el que impere el respeto de la ley y se haga valer un régimen de consecuencias que sancione de manera justa y ejemplar a los que hacen daño al patrimonio social y jurídico de la nación. Como son los casos recientes de Odebrecht, los Tucanos, OISOE, el CEA y CORDE.

Desde el Centro Bonó exhortamos a la población en general a sumarse a los movimientos sociales y populares del país que luchan por los derechos económicos, políticos, sociales, culturas y medioambientales, que exigen el fin de la impunidad y demandan el cuidado del medio ambiente, inspirados en el clamor de justicia y solidaridad y en las exhortaciones de misericordia, humildad, sencillez, modestia, honestidad y caridad, con las que el Papa Francisco nos ha venido desafiando, a nivel social y eclesial.

Estas declaraciones fueron servidas en el marco del análisis de coyuntura que el Bonó organiza los primeros sábados de cada mes, y esta vez contó con la participación del Padre Abrahán Apolinario, el ecologista Domingo Abreu, los activistas del Centro Juan XXIII Miguel Decamps y Guillermo Basilis y Pedro Cano, de la Red Jesuita con Migrantes.

4 marzo 2017 |

Los comentarios están cerrados.