Movimiento Reconoci.do organiza taller de comunicación

La capacitación fue impartida por el comunicador Juan Carlos González y buscó fortalecer las capacidades de incidencia de las vocerías realizadas por integrantes de la organización y su vinculación con actores claves y medios de comunicación.

 

Santo Domingo. El Movimiento Reconoci.do realizó el taller “Comunicación Estratégica para la Incidencia” el pasado sábado 04 de noviembre, al que asistieron decenas de sus integrantes.

Con este proceso formativo la organización defensora de derechos humanos espera mejorar las acciones que en materia de comunicación desarrolle en lo adelante, a través de comunicar y difundir los procesos de sociales que lleva a cabo en el acompañamiento y reclamo de los derechos que actualmente siguen siendo negados a miles de dominicanos a quienes la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional dejo sin nacionalidad.

El taller que abordó temas como vocería, construcción de mensajes y manejo de redes sociales fue conducido por el comunicador y sociólogo,  Juan Carlos González, director del documental “Hasta la Raíz”, un largometraje de 70 minutos que sintetiza el problema social y jurídico que implicó la desnacioalización y desarticulación de todos los derechos fundamentales de más de 200 mil personas en República Dominicana por la 168-13 y que tampoco ha logrado resolver la  Ley 169-14.

Reconoci.do es una organización de dominicanos y dominicanas, reconocidos como tales, que lucha porque el Estado dominicano les devuelva sus documentos de identidad y reconozca su nacionalidad como hijos legítimos de la República Dominicana.

 

11 noviembre 2017 |

Reconoci.do exige al Gobierno que restituya la nacionalidad de los dominicanos desnacionalizados con la Sentencia 168-13

Santo Domingo.- El movimiento Reconoci.do exige al Gobierno que restituya la nacionalidad de los dominicanos que fueron desnacionalizados con la sentencia 168-13. Según el Movimiento, han fracasado los mecanismos acordados con las autoridades nacionales para solucionar las consecuencias de la violación de los derechos fundamentales de 133,770 personas nacidas en territorio dominicano.

En un comunicado enviado a los medios nacionales, Reconoci.do explica que la Dirección Nacional de Migración llama ahora a los desnacionalizados, dos años después de emitida la Ley 169-14, con la que supuestamente se facilitaría su naturalización, a que se acojan a una de las categorías migratorias establecidas en la Ley General de Migración No. 285-04. Para Reconoci.do, en la práctica, esto significa que los desnacionalizados continuarán siendo considerados extranjeros en su propio país, lo que tiene consecuencias para sus actividades civiles y políticas, como el derecho al voto y el acceso a la educación.

La Ley 169-14 en su artículo 8 establece que: “Los hijos de extranjeros nacidos en la República Dominicana, regularizados de conformidad a lo dispuesto en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular, podrán optar por la naturalización ordinaria establecida en la ley que rige la materia una vez hayan transcurrido dos (2) años de la obtención de una de las categorías migratorias establecidas en la Ley General de Migración No. 285-04, siempre que acredite mediante certificación la inexistencia de antecedentes penales”. Pero, por su situación especial, para optar por la naturalización, a diferencia de los extranjeros, el Gobierno debió habilitar un mecanismo especial para los desnacionalizados, lo que no se ha hecho hasta el momento.

El Movimiento recuerda en su comunicado que la Ley 169-14 se emitió para buscar “una salida razonable” a la situación de los desnacionalizados, pero que también tenía como objetivo implícito “bajar la tensión que la Sentencia 168-13 había creado, por su nivel de impacto y por la franca vulneración del derecho a la nacionalidad”.

Según el comunicado, del grupo A, es decir los desnacionalizados que tenían actas de nacimiento registradas, solo 13,495 de 61,000 afectados han recibido su cédula de identidad. En el documento se afirma que la Junta Central Electoral (JCE) se avocó a un proceso de auditoría y transcripción de registro, no establecido en la ley 169-14, lo que ha costado tres años de espera y una larga agonía para los que todavía no han logrado obtener sus documentos.  

En la actualidad la JCE demanda la nulidad del primer registro original y deja solo el segundo registro, supuestamente para evitar duplicidad.  “Este libro de transcripciones, separado del libro de registro ordinario donde se encuentran todos los dominicanos, se ha creado exclusivamente para segregar a los dominicanos de ascendencia haitiana del resto de los dominicanos”, enfatiza Reconoci.do.

Del grupo B, es decir los dominicanos que no estaban registrados, solo 8,755, de más de 79,923 pudieron acogerse al Plan. Entre las principales causas, que fueron denunciadas oportunamente, se encuentran: la solicitud de documentación extra por parte de los funcionarios a cargo del plan, tiempo insuficiente dado al proceso, trabas administrativas, realización de la inscripción en la Ley 169-14 en las mismas oficinas y simultáneamente que el alistamiento en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros  (creando así confusión), falta de  promoción de la iniciativa que permitiera conocer a los afectados qué hacer, dónde dirigirse y cuáles documentos llevar; entre otras importantes causas asociadas.

Ante lo que consideran un fracaso de la Ley 169-14, los miembros de Reconoci.do se preguntan en su documento: “¿No sería mejor para el Estado, que de una vez y por todas decida restituir la nacionalidad sin intermediación a todos los afectados por la Sentencia 168-13? “

Entienden que la sociedad y el Gobierno dominicano  deberían estar discutiendo hoy la reparación al daño causado por el Estado a decenas de miles de dominicanos y dominicanas, que han sufrido  por sus proyectos de vida frustrados, sus sueños truncados y sus vidas suspendidas por más de una década.  A juicio de los miembros del movimiento, no es necesario continuar forzando por una ruta que, además de que no repara ni resuelve el drama humano, tampoco es viable ni práctica.

“Demandamos que el Estado dominicano busque una solución al tema de la desnacionalización desde una perspectiva de justicia y derecho en vez de hacerlo desde una perspectiva de caridad”, se enfatiza en el documento.

8 noviembre 2017 |

Centro Bonó demanda solución definitiva y justa para personas vulnerables a la apatridia en República Dominicana

 

Santo Domingo, 1 octubre 2016. A tres años de cumplirse la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, el Centro Bonó demanda que el Estado cumpla el compromiso instituido en la Ley 169-14, mediante el cual se estableció una ruta especial para superar las situaciones de desnacionalización y los riesgos de apatridia en la República Dominicana.  La falta de coherencia y compromisos en la aplicación efectiva de los dispositivos previstos en dicha ley, de parte de la Junta Central Electoral, hacen que la implementación de la misma no tenga los resultados relevantes esperados y que todavía se mantengan vivos los indignantes efectos de la sentencia.

El Centro Bonó lamenta que la Junta Central Electoral no haya colaborado adecuadamente en la solución pragmática a la que el país llegó y que el Congreso hizo ley de la nación, manteniéndose en una actitud arbitraria y al margen de la legalidad en lo que atañe a la reposición inmediata de los documentos civiles del denominado grupo A y al proceso de registro de los del grupo B que les fueron remitidos por el Ministerio de Interior y Policía.

Discrecionalmente y de manera caprichosa ha continuado presentando demandas de nulidad de actas de nacimiento oportunamente registradas y posteriormente rectificadas y subsanadas por la ley 169. Además ha establecido un mecanismo de transcripción de actas a un libro ilegal, teniendo como efecto principal la segregación del Registro Civil de dominicanas y dominicanos de ascendencia haitiana.

El Centro Bonó ve con preocupación que siga sin definirse la situación del denominado “grupo B” establecido por la misma ley 169-14. El proceso de naturalización especial, previsto en dicha ley para este grupo, tampoco ha tenido los efectos esperados. El registro de la identidad y documentación de estas personas requiere de la colaboración efectiva de las instituciones del Estado que tienen a su cargo la entrega de constancias de nacidos vivos y la emisión de los actos de notoriedad de los nacimientos que ocurren fuera de centros hospitalarios. El proceso de “naturalización” previsto para este grupo depende de estas documentaciones. “Si no se brindan facilidades para la obtención de los registros de nacimiento, dichas personas vivirán en una condición de extrema vulnerabilidad y riesgo a la apatridia”, señaló Roque Féliz, vocero del Bonó.

Estas declaraciones fueron servidas durante el análisis de coyuntura que el Centro Bonó celebra los primeros sábados de cada mes. Esta vez se tituló “Rostros y Voces de las y los afectados por la Sentencia 168-13” y presentó el testimonio de Yuli Yendilien Yen y Reina Antuan, dominicanas de ascendencia haitiana con registro civil, que no están en la lista de los 55 mil actas auditadas por la JCE y que están a la espera de que ésta le habilite sus documentos. También compartieron sus testimonios Maribel Pierre y Patrick Des Jardin, quienes se acogieron al proceso de registro especial previsto en la ley para el grupo B, y todavía no han recibido ni el acta ni la residencia definitiva que ordena la ley.

El Dr. Antonio Pol Emil y la Dra. Noemí Méndez, abogados y asesores de las agrupaciones de afectados,  expusieron la situación que enfrentan varios dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana, particularmente de líderes de las organizaciones, que están siendo demandados en nulidad por la Junta Central Electoral, ignorando el mandato que la ley 169-14 le ordena a ésta.  “Ante estos hechos, exigimos que la Junta Central Electoral detenga la persecución por ante los tribunales contra los dominicanos de origen haitiano a través de las demandas en nulidad y de las transcripciones a un libro especial de las actas que fueron oportunamente registradas en conformidad con la ley”, señaló Ana Belique, vocera de Reconocido.

“Esperamos que las instituciones del Estado dominicano coadyuven en buscar salidas viables, satisfactorias y justas, apegadas a los convenios internacionales de derechos humanos que han sido ratificados por el país”, indicó Roque Féliz, vocero del Bonó.

4 octubre 2016 |

Clausura Proyecto “Proteger los derechos de las personas migrantes y dominicanas de ascendencia haitiana”

Santo Domingo, 28 de Julio del 2015. El Movimiento de Mujeres Dominico – Haitianas (MUDHA) y el Centro Bonó realizaron un evento para dar formal clausura al proyecto “Para proteger los derechos de las personas migrantes y dominicanas de ascendencia haitiana” el cual contó con el apoyo de la  Unión Europea, Christian Aid e Inspiraction. Durante el evento se presentaron los resultados alcanzados por el proyecto en los 18 meses de su duración.  Leer el resto de esta entrada »

31 julio 2015 |