Bonò llama a todos los sectores a unir esfuerzos alrededor del Reglamento de la Ley 169-14

Santo Domingo, 24 de julio del 2014. El Centro Bonò destacó hoy que la valoración sobre el Reglamento de aplicación de la Ley 169-14 debe enmarcarse en el contexto de concertación política y social generado a raíz de la  aprobación de la Ley 169-14, presentada por el poder ejecutivo y ratificada soberanamente por el Congreso Nacional y con el consentimiento general de todos los sectores y fuerzas vivas de la nación.

En una nota enviada a los medios de comunicación, el Centro Bonò consideró que  esta Ley materializa las acciones de búsqueda de una solución humanitaria a la problemática en que se ha visto envuelto el país con relación al derecho a la nacionalidad y el reconocimiento de la personalidad jurídica de los hijos e hijas nacidos en el país de padres extranjeros en situación migratoria irregular.

Igualmente manifestó que el Reglamento se apega fielmente al  espíritu, letra y contenido de la Ley 169-14, y abre el camino hacia la consecución de una solución institucional, para subsanar  el déficit institucional de protección de los derechos al nombre, nacionalidad y el reconocimiento de la personalidad jurídica de miles de niños y niñas nacidos en el país.

“Hacemos un llamado a las fuerzas vivas del país a apoyar esta iniciativa, que lejos de poner en riesgo la soberanía nacional, pone de manifiesto la forma en que como nación hemos sido capaces  de llegar a consensos, facilitando a su vez, nuestra relación armoniosa con la comunidad internacional”, expresó el Centro.

En ese sentido, manifestaron que se hace vital que la sociedad dominicana se involucre en lo que podría ser una gran cruzada nacional para asegurar que no exista ni una sola persona nacida en este país que no cuente con un documento que acredite su identidad, independientemente de su origen o condición social.

Además exhortaron a todos los sectores, iglesias, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil en general, a participar como promotores y veedores de la implementación de la Ley 169-14, y de su reglamento, a fin de que la República Dominicana sea un país libre de apatridia  y respetuoso de la dignidad humana y los derechos de todas las personas.

Por otro lado, la organización exigió que se implemente sin mayores dilaciones el cumplimiento de las disposiciones del capítulo I de la Ley 169-14, y en consecuencia, que la Junta Central Electoral proceda a entregar, libre de todo trámite administrativo a cargo de los beneficiaros, la documentación de identidad de los hijos e hijas de extranjeros que ya se encontraban inscritos en el Registro Civil.

Finalmente hace un llamado a la Junta Central Electoral para que desista de seguir perpetuando la violación de derechos y el estado de vulnerabilidad de las personas afectadas por la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, ya que la Ley cumplió 2 meses en vigencia y aun se resisten a darle efectivo cumplimiento.

25 julio 2014 |

Los comentarios están cerrados.